Almorranas – Remedios GENIALES Para Las Almorranas

Almorranas – Todo lo Que Necesitas Saber Sobre Ellas

El problema con las hemorroides también conocidas como almorranas es que a la mayoría de las personas le da vergüenza hablar de esta enfermedad con otras personas incluso con el médico. Por esta razón esperamos que esta web te sea de gran ayuda.

Las hemorroides son muy comunes, más de lo que te imaginas, casi la mitad de las personas de 50 años sufren de una u otra forma las hemorroides. Además, tampoco es algo raro ver hemorroides en niños.

almorranas

Las hemorroides aparecen cuando las venas que hay alrededor del ano se inflaman debido a la presión excesiva sobre ellas. Si se detectan a tiempo las hemorroides se pueden curar completamente. Por lo tanto, visitar a un médico tan pronto como notes cualquier dolor o sangrado durante la evacuación es fundamental para hacer desaparecer la enfermedad por completo en cuanto antes.

El número, tamaño y forma de las almorranas pueden variar en cada persona. Pueden estar formadas por una sola pieza o tener forma de un racimo. El tratamiento de las hemorroides depende del tipo de hemorroides que cada individuo padezca.

¿Qué son las hemorroides?

¿Que son las hemorroides? pues las hemorroides son venas hinchadas en la parte más baja del recto y el ano. A veces las paredes de estos vasos sanguíneos se abomban y se irritan, especialmente cuando se hace caca.

Las hemorroides son una de las causas más comunes de sangrado rectal. Rara vez son peligrosas y suelen desaparecer en un par de semanas. Pero debes visitar al médico para asegurarte de que no es nada más grave.

A veces las hemorroides no desaparecen o son muy dolorosas entonces habrá que tomar otras medidas que vamos a ver a lo largo de este artículo.

Para empezar vamos a hablar de los tipos de hemorroides que existen.

Causas de las hemorroides

Estos son algunos de los factores que conducen al desarrollo de las almorranas:

Estreñimiento crónico: Esta es una de las principales causas que conducen al desarrollo de las hemorroides. Cuando se realiza un esfuerzo excesivo al pasar las heces por el recto y el ano hace que las venas anorrectales se hinchen y den lugar a las hemorroides.

Obesidad: El peso corporal adicional también ejerce más presión sobre los vasos sanguíneos de la región anal y rectal creando condiciones ideales para el desarrollo de las almorranas.

Dieta baja en fibra: El bajo contenido de fibra en la dieta conduce a la formación de heces secas y duras causando tensiones durante los movimientos intestinales.

Bajo consumo de líquidos: El agua ayuda a la formación de heces más suaves y voluminosas. La falta de líquido hace que las heces sean más duras y secas lo que vuelve a causar tensiones durante la defecación.

Diarrea crónica: Esto conduce al uso excesivo de las venas anal y rectal.

Causas de las hemorroidesAlto consumo de alcohol y cafeína: El alcohol y la cafeína en bebidas como el café, té y refrescos actúan como diuréticos que causan que el cuerpo pierda agua muy rápidamente. La pérdida de agua de nuevo conduce a la formación de heces secas y duras y causa dificultad en los movimientos intestinales.

Embarazo: Durante el embarazo el útero en crecimiento pone mucha presión sobre las venas pélvicas por lo que estas venas tienden a inflamarse. Además se liberan varias hormonas durante el embarazo. Todo esto puede conducir a la aparición de almorranas.

Envejecimiento: Con la edad las estructuras de apoyo en la región anal y rectal se debilitan, dando lugar a las almorranas.

Levantar pesos pesados: Ejercicio físico prolongado sin el entrenamiento adecuado y también levantar pesos muy pesados puede llevar a mucha presión en los vasos sanguíneos en la región anal y rectal.

Estar de pie o sentado por largos períodos: Debido a nuestra postura erguida, estar sentado o de pie durante períodos prolongados puede conducir al desarrollo de almorranas.

Síntomas de las Hemorroides

Las hemorroides se caracterizan por los siguientes síntomas:

  • Sangrado: Uno de los ntomas más comunes de las hemorroides, la hemorragia por lo general se produce al pasar las heces por el ano. Las manchas de sangre pueden ser detectadas en el papel higiénico o en la taza del inodoro después de la evacuación intestinal y generalmente es indolora.
  • Picazón, escozor y piel inflamada es un síntoma de las hemorroides externas. 
  • Dolor: El dolor es el resultado de la inflamación alrededor de la almorrana y también debido al frotamiento del revestimiento interior de la zona inflamada en el canal anal mientras pasan las heces.
  • Protrusiones: En etapas avanzadas, se forman protuberancias dolorosas duras llamadas protrusiones en el ano. Estos se pueden sentir al pasar las heces o al limpiar el área con papel higiénico.
  • Fugas de heces: El desarrollo de grandes protrusiones hace que el recto permanezca abierto lo que provoca la fuga de heces desde el ano.

que son las hemorroides externas pequeñas

 

La información sobre las almorranas internas y almorranas externas puede ayudar en la detección de esta enfermedad en una etapa temprana y ayuda en en el tratamiento antes de que se agrave. Si estás buscando información completa y detallada sobre las causas, síntomas y el tratamiento de las hemorroides estás en el lugar indicado.

Tipos de Hemorroides

Principalmente existen 3 tipos de hemorroides:

Las hemorroides internas están tan adentro del recto que normalmente no se pueden ver ni sentir. Generalmente no hacen daño porque es una zona con pocos nervios sensibles al dolor. El sangrado puede ser el único signo de ellos.

Las hemorroides externas están debajo de la piel alrededor del ano, donde hay muchos más nervios sensibles al dolor por lo que tienden a doler así como sangrar.

Las hemorroides sangrantes son las que se caracterizan por el sangrado del ano.

Hemorroides Internas

Las hemorroides es una enfermedad en la cual los vasos sanguíneos de alrededor de la región rectal y anal inferiores se inflaman, son causadas por varios factores como el envejecimiento, el estreñimiento crónico y el embarazo como hemos visto y aunque las hemorroides no representan ninguna amenaza de muerte causan gran incomodidad a los pacientes.

Hay tres tipos de hemorroides, las hemorroides internas donde se desarrollan bultos en el interior del ano, las hemorroides externas cuando las venas ingurgitadas aparecen en el exterior de la región rectal y las hemorroides sangrantes que son las peores de todas, de momento vamos a centrarnos en las almorranas internas.

Clasificación de las hemorroides internas

Las hemorroides internas se pueden clasificar en los siguientes grados de hemorroides:

  • Hemorroides Grado 1: Cuando la hemorroide no ha salido del ano del ano.
  • Hemorroides Grado 2: Cuando la hemorroide ha salido durante el movimiento intestinal, pero vuelve a su posición original después.
  • Hemorroides Grado 3: Donde la hemorroide ha salido durante el movimiento intestinal y tiene que ser empujado a su posición original manualmente.
  • Hemorroides Grado 4: Cuando la hemorroide prolapsada no puede ser empujada de nuevo a su posición original manualmente.

Tipos de Hemorroides

 

Síntomas de hemorroides internas en el ano

Estos son algunos de los síntomas comunes de las hemorroides internas:

  • Sangrado rectal: La aparición de sangre roja brillante en el papel higiénico o un revestimiento de sangre en las heces es el síntoma más común identificado con las hemorroides internas.
  • Pequeños bultos: A veces se pueden sentir pequeños bultos colgando fuera del ano. Estas son conocidas como hemorroides prolapsadas. A veces estas pueden ser empujados hacia atrás manualmente, o en el peor de los casos, incluso si se empujan hacia atrás, salen de nuevo o ni siquiera se pueden empujar hacia atrás en absoluto.
  • Picazón o dolor en el ano: Este es otro síntoma común y causa mucha incomodidad al sentarse durante largos períodos de tiempo.
  • Movimientos Incompletos del Intestino: Los pacientes sienten que todavía necesitan vaciar sus intestinos, incluso después de haber estado en el baño poco tiempo antes.
  • Descarga de la mucosa: El moco descargado causa mucha picazón y irritación de la piel mientras se seca alrededor de la abertura anal.
  • Tensión: Las heces pasajeras pueden llegar a ser muy dolorosas y pueden requerir mucha tensión, lo que empeora la condición.

Tratamiento de Hemorroides Internas

Estos tratamientos se utilizan para reducir el tamaño o curar las hemorroides internas por completo.

  • Ligadura de hemorroides con banda elástica: En este procedimiento, el médico primero utiliza un proctoscopio y lo inserta en la abertura anal. A continuación, el dispositivo ligador se alinea con el tejido de las hemorroides afectadas y una banda de goma elástica se desliza alrededor de la base de la hemorroide. Esto corta el suministro de sangre a la hemorroide causando que se enrarezca y se caiga pasados unos días.
  • Coagulación infrarroja: En este procedimiento de tratamiento, un médico primero utiliza un proctosccope para identificar los tejidos afectados. A continuación, se inserta el dispositivo coagulador de infrarrojos. Los haces infrarrojos destruyen el tejido afectado esencialmente elevando la temperatura y quemándolo lejos. El suministro de sangre al tejido afectado se corta, haciendo que se seque, se encoge y finalmente se caen.
  • Escleroterapia: En este procedimiento, un agente químico se utiliza para endurecer el tejido afectado. El agente endurecedor, que normalmente incluye fenoles y soluciones salinas, se inyecta en la base del tejido hemorroidal. Esto produce una hinchazón sostenida de la región afectada durante un largo período, dando lugar a la cicatrización del tejido hemorroidal. La cicatrización hace que las venas afectadas se derrumben y, finalmente, se marchiten y se endurezcan. La cicatriz también ayuda a fortalecer la pared del canal anal, evitando así que las hemorroides vuelvan a salir.
  • Hemorroidectomía: Las hemorroides internas severas se eliminan quirúrgicamente por este proceso. El paciente recibe una anestesia general o epidural para no sentir dolor. Las venas inflamadas en el área afectada se “atan”, para que no sangren. El médico hace incisiones en el tejido que rodea la hemorroide y luego lo elimina. La cirugía se realiza con un lápiz cauterizado, un bisturí o un láser.

Prevenir la aparición de hemorroides internas

Las hemorroides internas se desarrollan principalmente debido a los hábitos alimentarios poco saludables y la falta de ejercicio. Tener una dieta equilibrada y rica en fibra, beber líquidos en abundancia y hacer ejercicio moderado por lo general ayuda a prevenir la aparición de hemorroides.

Prevenir las hemorroides

El alto contenido de fibra y el agua ayudan a hacer los excrementos más voluminosos y más suaves, lo que evita tensiones y hacen los movimientos intestinales más fáciles.

Seguir estos simples consejos ayudan a reducir el riesgo de desarrollar hemorroides y muchas otras enfermedades.

Hemorroides externas

Las hemorroides externas se producen cuando las venas que rodean el ano y el recto se hinchan y se inflaman causando mucho dolor y malestar. Esto también es causado por la presión excesiva o el esfuerzo de las venas anorrectales. Generalmente, las personas que son obesas, mujeres embarazadas o aquellos que siguen dietas poco saludables y estilos de vida son susceptibles a esta enfermedad.

Causas de las hemorroides externas

  • bitos alimenticios poco saludables: Esta es una de las principales causas de las hemorroides. Las personas que llevan una alimentación baja en fibra y bastantes alimentos procesados son más susceptibles a padecer hemorroides. Los alimentos procesados carecen totalmente de fibra que es necesaria para la formación de heces más suaves y voluminosas. Esta ausencia de fibra conduce a la formación de heces secas y duras, causando más tensiones y presión durante los movimientos intestinales. El aumento de la presión crea condiciones ideales para el desarrollo de hemorroides. El alcohol y otras bebidas con cafeína actúan como diuréticos, causando que el cuerpo pierda agua, que de nuevo forma las heces duras y secas.
  • Embarazo: Esta es otra de las principales causas de hemorroides. La razón detrás de ello es que a medida que el feto crece en tamaño ejerce más presión sobre las venas hemorroidales, lo que lleva al desarrollo de las almorranas. Además, la presión extra ejercida durante el parto puede provocar la aparición de hemorroides.
  • Tumores: Los tumores que aparecen en la región pélvica pueden causar inflamación de las hemorroides ejerciendo presión sobre las venas.

Síntomas de las hemorroides externas

 

Estos son algunos de los síntomas de las hemorroides externas:

  • Bultos anales: los bultos hinchados que rodean el ano son un síntoma común. Puede haber más de un bulto alrededor del ano y son generalmente esponjosos en textura y muy dolorosos y sensibles al tacto. A diferencia de las hemorroides internas prolapsadas que pueden ser empujadas dentro, estas no pueden ser empujadas.
  • Irritación: Las hemorroides externas se acompañan de síntomas de irritación alrededor del ano. Puede conducir a malestar y hace que la limpieza de la zona anal después de los movimientos intestinales muy difícil. La irritación es causada generalmente por los productos químicos en jabones ásperos o limpieza excesiva.
  • Prurito: La picazón en la región anal es otro síntoma muy común de las hemorroides externas. La piel alrededor del ano se vuelve sensible a las fibras de las prendas interiores, los productos químicos en el jabón hace que la piel se irrite.
  • Sangrado: Puede producirse sangrado al pasar las heces. Se puede notar sangre roja brillante en la taza del inodoro y también en el papel higiénico al limpiarte.
  • Dolor: Se siente un dolor bastante molesto durante el movimiento intestinal ya que las heces están secas y duras. También causan mucho dolor al acostarse o sentarse.
  • Inflamación: La inflamación alrededor del ano puede ser causada debido a la formación de coágulos de sangre, particularmente cuando existe dolor y sangrado extremo.

Tratamiento de las hemorroides externas

Tratamiento de las hemorroides externas

Las hemorroides externas pueden ser tratadas con:

  • Dieta y medicamentos: Las dietas altas en fibra ayudan a suavizar las heces, causando así menos esfuerzo y presión sobre las venas anorrectales. Cuando se combina una dieta balanceada alta en fibra con la medicación recomendada por el médico, es uno de los mejores métodos de tratamiento más eficaces y menos intrusivos.
  • Baños calientes: Para aliviar los síntomas de las hemorroides externas los médicos también sugieren tomar baños calientes o remojar la región anal durante un baño de unos 10 o 20 minutos varias veces al día.
  • Eliminación de coágulos: Si el tratamiento de dieta y medicamentos no acaba con la enfermedad debido a las hemorroides externas trombosadas se realiza una cirugía para extirpar el coágulo sanguíneo de la vena.
  • Hemorroidectomía: Con este tratamiento de las hemorroides, las almorranas se quitan quirúrgicamente cortando alrededor de las venas ingurgitadas. La curación es lenta y mientras dure este proceso de recuperación los movimientos intestinales son muy dolorosos.
  • Coagulación láser: En este procedimiento se aplica una corriente eléctrica al tejido hemorroidal. Se utiliza una sonda de electrodos  para emitir una corriente eléctrica, lo que provoca una reacción química en el tejido afectado. La reacción corta el suministro de sangre a la hemorroide haciendo que el tejido hinchado se contraiga.
  • Fotocoagulación Infrarroja: En este procedimiento una luz infrarroja se aplica directamente al tejido hemorroidal. La luz infrarroja hace que las venas hinchadas de la zona afectada coagulen. Este proceso corta el suministro de sangre a la hemorroide haciendo que se contraiga.

Hemorroides Sangrantes

Comúnmente conocidas como almorranas, las hemorroides es una enfermedad en la que las venas alrededor del recto inferior y el canal anal se hinchan. Si las venas afectadas son las que se encuentran dentro del canal anal se padecería hemorroides internas, en cambio si las hemorroides son visibles y sobresalen alrededor del ano se denominan hemorroides externas. Otro tipo común de hemorroides son las hemorroides sangrantes que se caracteriza por sangrado del ano.

bayas para tu dieta para hemorroides

Las hemorroides sangrantes o almorranas sangrantes son la peor variante de todas. Sin embargo, las hemorroides no son la única causa de sangrado rectal. Cualquier persona que tenga síntomas de sangrado rectal debe consultar a un médico lo antes posible. Dependiendo de los resultados de los análisis, el médico te dirá si son hemorroides interna sangrantes o hemorroides externas sangrantes.

Normalmente, las hemorroides externas no conducen a sangrado.

Sintomas de las hemorroides sangrantes

Los síntomas de las hemorroides sangrantes pueden incluir irritación, picazón, fisuras, abscesos, fístulas u otros problemas anoréxicos. Recuerde que las hemorroides sangrantes probablemente sean internas.

¿Qué son las hemorroides sangrantes?

Las hemorroides sangrantes pueden aparecer dentro o fuera del ano y son causadas por el aumento de la presión sobre el plexo venoso en la región rectal. Mientras que algunos tipos de hemorroides se pueden curar a través de tratamiento mínimamente invasivo, las hemorroides sangrantes son una enfermedad crónica que requiere una mayor atención.

La principal característica de las hemorroides sangrantes es la evacuación por el ano de sangre interna o externamente. Las personas que sufren esta enfermedad por lo general experimentan la liberación de sangre durante el movimiento intestinal y se encuentran con sangre en el inodoro y en el papel higiénico.

Es importante que el problema sea evaluado por un médico tan pronto como sea posible.

Si tienes hemorroides sangrantes es probable que empeores en caso de estreñimiento o diarrea, esto se debe a que sentarse durante largas horas en el asiento del inodoro y  forzar el intestino hace que aumente la presión sobre las venas causando un aumento del sangrado.

Tener hemorroides sangrantes es muy incómodo y también puede causar dolor y picazón en el ano.

Tratamiento para las hemorroides sangrantes

Para tratar las hemorroides sangrantes generalmente se prescriben fármacos dirigidos a reducir la inflamación. Para evitar molestias, los remedios caseros para las hemorroides internas se tienen que tener muy en cuenta, también llamados remedios para hemorroides sangrantes.

Los cambios positivos en el estilo de vida también pueden aportar algo de alivio.

El tratamiento de las hemorroides sangrantes debe ser seguido sólo después de un diagnóstico firme.

Las hemorroides sangrantes generalmente no conducen a anemia, sin embargo, pueden ser una señal de cáncer de colon o recto en algunos casos. Se puede tratar con medicamentos sin receta como las cremas para las hemorroides con hidrocortisona. Esto puede ser útil para prevenir que la enfermedad empeore y también para aliviar la picazón y la hinchazón en las hemorroides externas. Las hemorroides internas se pueden tratar con supositorios.

Los supositorios para hemorroides sangrantes es un remedio muy eficaz para aliviar los picores.

Es aconsejable no consumir aspirina y otros medicamentos antiinflamatorios. Esto se debe a que tales medicamentos tienden a aumentar el sangrado de las hemorroides.

Tratamiento de hemorroides sangrantes

Hay una serie de tratamientos disponibles que están destinados a tratar las hemorroides sangrantes. Algunos de estos son los siguientes:

  • La escleroterapia por inyección que consiste en inyectar una solución química alrededor del vaso sanguíneo que conduce al encogimiento de la hemorroide, es lo mismo que se hace con las varices.
    Coagulación láser
  • Fotocoagulación infrarroja que es un dispositivo especial utilizado para quemar tejido hemorroidal.
  • Cirugía. La Ligadura de hemorroides con banda elástica y la cirugía con láser son algunos métodos comunes para tratar las hemorroides sangrantes. El procedimiento seguido durante la ligadura con banda elástica implica la colocación de una banda de goma alrededor de la base de las hemorroides que se coloca dentro del recto. Con esto se consigue cortar el suministro de sangre en el área infectada causando que la hemorroide sangrante se muera y desaparezca en unos pocos días. El propósito de la cirugía láser es también detener el suministro de sangre a las hemorroides causando su desaparición. La cirugía con láser es relativamente menos dolorosa pero más cara. En caso de hemorroides internas o externas más severas, la hemorroidectomía es la solución definitiva.

Tratamientos naturales de las hemorroides sangrantes

Las terapias alternativas como la homeopatía y el tratamiento a base de hierbas también se pueden utilizar para tratar las hemorroides sangrantes, además del tratamiento alopático. Un cambio en los hábitos de la dieta y del cuarto de baño también proporciona el alivio de las hemorroides sangrantes.

Dieta para hemorroides

En general si padeces cualquier tipo de hemorroides, ya sean internas, externas o sangrantes es muy importante consumir abundante fibra, sobre todo fibra insoluble para ayuda a suavizar las heces evitando la tensión durante el movimiento intestinal, aliviando el estreñimiento y en última instancia ayudando con las hemorroides sangrantes.

Uno de los alimentos que ayuda con el tratamiento de las hemorroides es la manzana ya que contiene rutina que es muy eficaz contra las hemorroides.

También es aconsejable consumir alimentos ricos en vitamina C, zinc, quercetina  y antocianinas ya que son muy buen remedio para aliviar el dolor y el sangrado ya que la vitamina C estrecha las venas.

Entre los alimentos que contienen antocianinas se encuentra el repollo, las uvas, rábanos, granadas, arándanos, fresas o frambuesas. En general cualquier alimento de color rojizo.

Dieta para las hemorroides

Este tipo de alimentos ayuda con la reparación de las paredes de los vasos sanguíneos.

Los alimentos que contienen quercetina son buenos porque hacen más fuertes la estructura de las venas.

Hay varios alimentos que contienen quercetina, por ejemplo las manzanas, arándanos, las uvas o las peras, espinacas, ajo, cebolla y también los pomelos y las coles.

Los alimentos ricos en vitamina C  a parte de las naranjas y las mandarinas son las coles, fresas, patatas, kiwis y el pimiento.

Los alimentos que contienen Zinc agilizan la curación de cualquier herida incluidas las causadas por las hemorroides sangrantes, la lista de alimentos que más Zinc contiene es la siguiente:

  • Pollo
  • Pavo
  • Cordero
  • Ternera
  • Cebada
  • Trigo
  • Cangrejos
  • Ostras

La dieta para las hemorroides ideal es realizar 5 comidas al día y en cada comida meter varios de los alimentos nombrados anteriormente.

Un ejemplo de una dieta para hemorroides es el siguiente:

Desayuno

Zumo de naranja y pomelo, un café con leche con cereales ricos en fibra como por ejemplo all-brans

Media Mañana

Dos piezas de frutas de las nombradas anteriormente, por ejemplo una manzana y una pera.

Almuerzo

Ensalada que contenga cebolla, pimientos y granada con una pechuga de pollo a la plancha acompañada de una rebanada de pan integral.

Merienda

Algo de fruta de la lista anterior como por ejemplo fresas y un kiwi o un par de tostadas con mermelada de arándanos.

Cena

Repollo con pechuga de pavo a la plancha con pan integral.

Como ves es una dieta sana y nutritiva que además de aliviar y ayudar a la curación de las hemorroides también te ayudará a perder esos kilos de más.

Hemorroides en el Embarazo

Las hemorroides son venas abultadas que se forman en el ano y el recto, también conocido como almorranas, son causadas por la presión excesiva en las venas rectales como ya hemos visto.

Afectan comúnmente a personas mayores de 50 años pero también las hemorroides son comunes en mujeres embarazadas. Aunque las hemorroides nunca serán peligrosas pueden ser molestas y dolorosas.

Hemorroides en el embarazo

Las hemorroides son una enfermedad muy común entre mujeres embarazadas y sobre todo en el tercer trimestre. Durante el embarazo, a medida que aumenta la presión debido al crecimiento del útero, los vasos sanguíneos cerca de la región rectal y anal se estiran, estirando así la piel que lo rodea.

Razones para el desarrollo de hemorroides durante el embarazo

Hay varias razones para el aumento de la presión en la región anal y rectal y el desarrollo de hemorroides en el embarazo:

  • El útero y el feto están creciendo, ejerciendo más presión sobre las venas en el área pélvica inferior.
  • Las hormonas liberadas durante el embarazo afectan a los vasos sanguíneos.
  • Excesiva presión sobre los vasos hemorroidales durante el parto.
  • Aumento de la circulación sanguínea en el área abdominal produciendo la ingurgitación de los vasos sanguíneos
  • Las mujeres con frecuencia sufren de estreñimiento durante el embarazo lo que aumenta el esfuerzo y la presión sobre los vasos sanguíneos durante el movimiento intestinal.

Cómo prevenir hemorroides durante el embarazo

Estos son algunos pasos para minimizar o prevenir las hemorroides durante el embarazo:

Vaciar los intestinos tan pronto como se sienta el impulso.

Remedios caseros para las hemorroides en el embarazo

Al final de este artículo podrás ver remedios caseros para las hemorroides aplicables tanto si estás embarazada como si no lo estás.

El remedio casero para las hemorroides en el embarazo que mejor funciona es beber mucha agua y consumir fruta y verduras en abundancia y por supuesto ingerir muchos alimentos ricos en fibra como las manzanas, pasas, cereales integrales, coles, maíz o berenjenas.

Tratamiento para las hemorroides: las técnicas más eficaces

Las hemorroides son venas hinchadas que están alrededor del recto y ano inferiores. Las almorranas aparecen cuando aumenta la presión sobre las venas rectales. Es algo muy similar a lo que ocurre con las venas varicosas que aparecen en las piernas incluso los tratamientos también son muy parecidos, la hinchazón es un resultado de la tensión durante el movimiento intestinal. Las hemorroides pueden ser internas (dentro del ano) o externas (alrededor del ano bajo la piel) como ya hemos visto a lo largo de este artículo.

Las hemorroides internas se caracterizan por que existe una hinchazón e irritación en las venas en el interior del canal anal. Cuando las venas aparecen fuera de la abertura del ano es un caso de hemorroides externas. Las personas pueden sufrir de ambos tipos de hemorroides al mismo tiempo.

Averiguar que tipo de hemorroides se tiene es la base de un tratamiento eficaz.

Cualquier persona puede sufrir de hemorroides, pero por lo general, las personas entre las edades de 45 a 65 son más propensos a esta enfermedad. De hecho, según una estimación, ocho de cada diez personas sufren de uno u otro tipo de hemorroides. Entre las causas más comunes de las hemorroides esta el estreñimiento crónico, ya que las personas que tienen este problema suelen tensar sus venas durante la evacuación intestinal y también pasan mucho más tiempo en el asiento del inodoro. Las hemorroides también son hereditarias en muchos casos. Algunas causas de las hemorroides como ya hemos visto anteriormente son el estilo de vida, la diarrea, el envejecimiento y el embarazo.

Diagnóstico de las hemorroides

Diagnóstico de las hemorroides

El médico realizará un examen rectal para diagnosticar las hemorroides y averiguar de que tipo son. Es algo un poco desagradable ya que el médico debe insertar un dedo (después de usar guantes lubricados) en el recto. El diagnóstico de hemorroides externas se puede realizar a través de un examen visual.

Para diagnosticar las hemorroides internas, se inserta un anoscopio (un tubo fino como un instrumento) en la parte inferior del recto. En algunos casos se realizan colonoscopia y sigmoidoscopia para encontrar la fuente de sangre. En la colonoscopia se examina el interior del colon y la sigmoidoscopia se examina el colon rectal y sigmoide, que es la última parte del colon.

¿Cuáles son los tratamientos disponibles para las hemorroides?

Durante las etapas iniciales de las hemorroides se pueden utilizar algunos remedios caseros para las hemorroides internas o remedios caseros para las hemorroides externas, según tu tipo de hemorroides, eficaces para el tratamiento:

  • Baños calientes de por lo menos 15 minutos durante tres veces al día.
  • Aumentar la ingesta de alimentos ricos en fibra o tomar suplementos de fibra.
  • Usar ablandadores de heces para asegurar un movimiento de intestino suave y para aliviar el estreñimiento.
  • Evitar sentarse continuamente durante largas horas ya que se presiona la parte inferior del cuerpo causando que las venas se hinchen.
  • Realizar algunos ejercicios suaves con regularidad. El levantamiento de pesas debe ser evitado como regla general.
  • Aplicar ungüentos tópicos.
  • Aplicación de hamamelis para ayudar a reducir los vasos sanguíneos, por consiguiente se reduce el tamaño de las hemorroides y el malestar que causan.

Sin embargo, estos remedios caseros no pueden curar hemorroides en fases avanzadas. En tales casos lo mejor es consultar con un médico que puede prescribir el tratamiento adecuado en función de la intensidad de las hemorroides.

Tratamiento para las hemorroides internas

Ligadura de hemorroides con banda elástica: Una banda de goma pequeña se coloca dentro del recto en la base de la hemorroide. De esta manera no se deja circular la sangre por la almorrana por lo que en unos días se muere y desaparece.

Escleroterapia por inyección: Esta técnica implica inyectar una solución química alrededor del vaso sanguíneo cerca de la hemorroide. Las venas se cierran debido a la inflamación causada por el producto químico y la hemorroide también se encoge.

Tratamiento para las hemorroides externas e internas

Fotocoagulación infrarroja: Una luz infrarroja enfoca al ano y a alrededor de este para coagular las venas dilatadas en la región. Esto corta la circulación, lo que provoca que las hemorroides encojan y terminen desapareciendo.

Coagulación láser: Esta técnica implica tratar las hemorroides mediante la aplicación de una corriente eléctrica. El suministro de sangre se detiene debido a la reacción química desencadenada por la descarga eléctrica emitida por una sonda de electrodos, dando como resultado la contracción del tejido hinchado.

Hemorroidectomía: Esta técnica quirúrgica se realiza en los casos más graves de hemorroides. Es el tratamiento de las hemorroides más eficaz para eliminar permanentemente las hemorroides e implica el uso de bisturí, láser o dispositivo de cauterización.

La hemorroidectomía también se recomienda en el tratamiento de las hemorroides prolapsadas. En caso de hemorroide externa trombosada se recomienda la hemorroidectomía o el drenaje de la hemorroide.

Remedios naturales para las hemorroides

Las hemorroides son venas dilatadas e hinchadas dentro o fuera del canal anal. Cuando se produce dentro del ano, se llama hemorroide interna, y cuando se produce en el exterior, se llama hemorroide externa. Este último suele ser más doloroso que el primero. El tratamiento de las hemorroides puede ser desde un tratamiento mínimamente invasivo hasta uno quirúrgico. Sin embargo, como en todas las enfermedades el tratamiento más eficaz es la prevención y también es el tratamiento de las hemorroides menos doloroso y traumático. Las hemorroides como ya hemos dicho es más probable que aparezcan en personas con edades comprendidas entre 45 y 65 años.

Así que si estás en este rango de edad te recomiendo cuidarte y seguir los consejos que has leído a lo largo de este artículo si no quieres sufrir en tus propias carnes lo que es tener hemorroides y te lo digo por experiencia propia es una de las dolencias que menos recomiendo a nadie.

Si ya es demasiado tarde para ti aquí tienes los mejores remedios naturales para las almorranas para que la enfermedad más llevadera.

Los mejores remedios naturales para las hemorroides

Remedios caseros para las hemorroides

A continuación te dejo algunos remedios naturales para las hemorroides simples y eficaces:

Baños calientes: Bañarse con agua caliente a intervalos regulares resulta beneficioso para aliviar el dolor que causan las hemorroides. Lo ideal es sentarse en una bañera de agua caliente durante 15 minutos unas cuantas veces al día. El agua caliente relaja el músculo del esfínter calmando el dolor en la hemorroide que sobresale.

Echinacea: La aplicación de extracto de Echinacea en el área afectada controla el dolor.

Gel de Aloe: Aplicar gel de aloe también es eficaz para el dolor hemorroidal y la picazón.

Fibra: Una dieta alta en fibra ha demostrado ser bastante beneficiosa a la hora de aliviar los síntomas de las hemorroides y el sangrado. La fibra ablanda las heces haciéndolas más fácil de excretar para las personas que sufren de estreñimiento. Esto ayuda a la persona a defecar sin esforzarse. En siete ensayos clínicos aleatorios con 378 participantes se observó una mejoría en los síntomas de las hemorroides, incluyendo dolor, picazón e incomodidad a través del consumo de fibra. Los alimentos ricos en fibra incluyen verduras y granos enteros. Otra opción fácil es tomar un suplemento de fibra como Psyllium (forma en polvo).

Otros cambios en la dieta: También se debe aumentar la ingesta de frutas y verduras, mientras que la ingesta de productos alimenticios grasos como el queso y la carne roja debe reducirse en la medida de lo posible.

Beber mucha agua es también uno de los remedios más fáciles para desinflamar hemorroides naturalmente. Dado que el aumento del consumo de agua facilita el movimiento de las heces, por lo que la presión sobre el área afectada se reduce.

Vinagre de sidra de manzana: Para los pacientes que experimentan hemorroides sangrantes, el vinagre de sidra de manzana puede ser un remedio eficaz. Lo ideal sería añadir unas cucharaditas de vinagre de sidra de manzana al agua en cada comida.

Bioflavonoides: Éstos son una clase de compuesto que producen las plantas y ayuda a fortalecer las paredes de los vasos sanguíneos. También se dice que disminuyen la inflamación. Estos compuestos son beneficiosos para aliviar el dolor, la descarga anal y la incomodidad anal. Tiene algunos efectos secundarios que son suaves y raros. Los bioflavonoides son muy buenos para las mujeres embarazadas que sufren de hemorroides. Estos compuestos se encuentran ampliamente en los cítricos, las oxerutinas, la diosmina y la herperidina.

Compresas de Hamamelis: Disponible sin receta, la compresa de hamamelis se prepara a partir de la corteza y las hojas de la planta de Hamamelis virginiana. Es una formación tópica que se puede aplicar fácilmente en el área afectada alrededor del canal anal. Está disponible en forma de almohadillas medicinales, líquido destilado o ungüento. Se cree que el Hamamelis o avellano de bruja actúa como un astringente y resulta eficaz para las hemorroides sangrantes. También puede ser beneficioso para aliviar la picazón, dolor e hinchazón relacionados con las hemorroides.

Actividad Física: El ejercicio regular ayuda a curar el estreñimiento y a aliviar la presión en la región rectal. También debes evitar estar sentando durante largas horas. Si necesitas estar sentando puedes ir a la farmacia y comprar un flotador de goma para sentarte. Tampoco es recomendable el ejercicio con pesas.

Además hacer de vientre cuando tienes ganas es muy importante, el retraso hace que las heces se vuelvan secas y duras aumentando así la presión sobre el ano. Existen ablandadores de heces que también se pueden utilizar para aliviar el estreñimiento.

Aunque estos remedios pueden aliviar la irritación y el dolor no son curaciones permanentes. Sin embargo si no sigues estos consejos puedes provocar tener hemorroides más graves que pueden requerir tratamiento quirúrgico.

Si tienes alguna duda sobre el tratamiento de almorranas externas o internas, los remedios caseros o cualquier otra inquietud sobre las hemorroides no dudes en dejar un comentario.

 

Como siempre digo, identificar a tiempo si tienes o no hemorroides, es de vital importancia para poder minimizar las molestias o daños que te puedan causar. Por suerte, existe una solución natural para eliminar tus hemorroides HOY que está testeada y comprobada (ver testimonios reales), y, por desgracia, aún no es conocida por mucha gente. Ya que tu estás aquí en este momento, tienes la gran suerte de poder descubrirla como hice yo, te dejo el enlace a mi opinión honesta sobre el libro “Cura Tus Hemorroides Naturalmente”, del doctor Francisco León: