Almorranas – Remedios GENIALES Para Las Almorranas

▷ Síntomas de Las Hemorroides – Diferencias Entre Hemorroides Grado 1, 2, 3 y 4

Todo lo que debes saber sobre Hemorroides

Las almorranas, también conocidas como “hemorroides”, son inflamaciones que se producen en las venas ubicadas en la zona del ano y el recto. En cuanto a su forma anatómica, se trata ni más ni menos que de plexos de piel que se pueden percibir fácilmente a través del tacto en la mayoría de los casos, siendo no solo molestas sino dolorosas en ciertos casos dependiendo del grado del que se trate.

En la mayoría de los casos, la aparición de almorranas tiene que ver con un esfuerzo excesivo realizado en el momento de evacuar el intestino, aunque también existen otras cuestiones que pueden hacer que aparezcan como la diarrea, el embarazo o incluso el mismo envejecimiento y el paso del tiempo.

Las hemorroides son un padecimiento común que se presenta usualmente en personas sedentarias que llevan una mala alimentación y que realizan muy poca actividad física, incluso en aquellas personas que beben alcohol y toman mucho café descafeinado. Si hablamos de los síntomas de almorranas, primero es importante decir que estos dependen del grado de las hemorroides.

los-sintomas-de-las-hemorroides

Los síntomas de las hemorroides pueden variar en función de la persona, dependiendo de la gravedad de la inflamación y el tipo de almorranas. Cuando conozcas los síntomas, podrás entender mejor como tratar o aliviar tus hemorroides.

Síntomas de Las Hemorroides y Tipos de Hemorroides o Almorranas

El síntoma más evidente y que primero aparece cuando hablamos de hemorroides en el organismo es el dolor que se genera en la zona del ano. Por lo general este primer síntoma suele venir acompañado con sangre en la materia fecal.

En cuanto a su clasificación, podemos encontrar diferentes grados de hemorroides dependiendo de la gravedad del pliegue y los plexos en cuestión. Son cuatro en total, esto es lo que tenemos que saber sobre los grados y la gravedad en las almorranas:

Hemorroides grado 1

Las hemorroides grado 1 son las más frecuentes dentro de la población y se ubican en la zona del tejido submucoso. En este tipo de hemorroides es muy común que la materia fecal aparezca con sangre de un color muy fuerte.

Hemorroides grado 2

Las hemorroides grado 2 aparecen al momento de defecar pero suelen volverse a introducir en el recto una vez el esfuerzo realizado haya cesado. Si bien no es tan común como la primera categoría, son bastante frecuentes.

Hemorroides grado 3

Las hemorroides de grado 3 aparecen cuando la persona va a despedir sus heces, pero no vuelven a introducirse como en el caso anterior. El paciente deberá volverlas a colocar en su lugar manualmente.

Hemorroides grado 4

Las hemorroides de grado 4 no pueden volver a re introducirse en su lugar, se encuentran siempre en estado de prolapso y requieren de un tratamiento urgente para volver la situación a la normalidad.

Síntomas de las hemorroides grado 1

Los síntomas en las hemorroides grado 1 con frecuencia no son perceptibles debido a que la mucosa anal que se localiza por encima de la unión anorectal no cuenta con sensibilidad. La aparición de sangre en las heces o el papel higiénico, así como picores en la zona del recto, suelen ser los síntomas más comunes para este grado de hemorroides.

Síntomas de las hemorroides grado 2

sintomas de almorranasEn este caso los síntomas que se experimentan con las hemorroides grado 2 pueden incluir el color que se produce en la piel sensible del canal anal. Otros síntomas asociados con este grado de hemorroides incluyen sangrados al defecar, picor, piel inflamada y enrojecida, así como exudado de la zona anal y muchas veces también se experimenta un vacío rectal incompleto luego de la defecación.

Síntomas de las hemorroides grado 3 y 4

Las hemorroides grado 3 y las hemorroides grado 4 en adelante, se mantienen persistentes tras defecar, así como de forma espontanea en el ano, permaneciendo de esto modo en caso de que no sean tratadas. Los principales síntomas asociados con este grado de hemorroides incluyen la picazón y la sensación de comezón en la zona anal, picor directamente en el ano, generación de exudado que mancha la ropa interior, además de incontinencia ocasional de las heces, incluso se puede experimentar una sensación permanente de un cuerpo extraño en el canal anal. También suele presentarse dolor y sangrado al defecar. En este caso, el calor suele empeorar los síntomas de las hemorroides.

Los síntomas de las hemorroides internas o almorranas internas

Muchas veces, uno no sabe que tiene síntomas de hemorroides internas o almorranas internas hasta que han crecido lo suficiente, ya que se desarrollan en una zona de la parte inferior del recto, que no es muy rica en terminaciones nerviosas. Uno de los síntomas más comunes de desarrollo de hemorroides internas es el sangrado al defecar. Puedes notar sangre roja brillante en el agua del inodoro o en el papel higiénico después de defecar.

grados-de-las-hemorroides

Las hemorroides internas sangran fácilmente debido a que la mucosa que reviste el interior del recto es frágil, además de que las heces, al pasar a través del recto, van frotando las hemorroides, produciendo una abrasión que empeora los síntomas. Dado que las hemorroides son internas, pueden bloquear el paso completo de heces y crear más síntomas de hemorroides, provocando en ocasiones que no seas capaz de defecar correctamente.

Las hemorroides internas también pueden causar picazón. Esto es debido a la irritación de la mucosa del recto, que provoca un aumento de la producción de moco que se desliza hacia la zona rectal, provocando picor. Las hemorroides pueden abrir el orificio anal lo suficiente como para permitir que los líquidos y moco goteen e irriten la piel. Otro síntoma de las hemorroides internas es el prolapso. Esto sucede cuando una hemorroide traspasa el orificio anal. A veces, pueden volver a entrar por sí mismas, y otras veces puede que tengas que empujarlas hacia adentro.

Los síntomas de las hemorroides externas o almorranas externas

Las hemorroides externas o almorranas externas tienen la misma causa que las internas, pero la única diferencia es que las externas surgen de la piel exterior del ano. A menudo tienen una apariencia diferente y son de color marrón o de color oscuro, ya que toman el color de la piel circundante.

Las hemorroides externas también pueden causar una gran cantidad de dolor y molestias, ya que pueden molestar mucho si estás sentado durante largos períodos de tiempo, lo cual puede irritar bastante en determinadas situaciones, como en el trabajo. En términos generales, las hemorroides externas causan más dolor que las hemorroides internas. Ya que se encuentran en el exterior, se irritan fácilmente por la ropa y papel higiénico cuando te limpias, lo cual puede hacer que piquen y sangren. La picazón e irritación a menudo comienzan un círculo vicioso difícil de romper y muy molesto.

Entendiendo los síntomas de las hemorroides o almorranas

sintomas-de-las-hemorroides-y-grados

Puedes examinar tu área rectal sintiéndola y usando un espejo. Si tienes hemorroides externas o hemorroides internas prolapsadas, deberás verlas y sentirlas para poder examinarlas correctamente. El aspecto clásico de este tipo de almorranas es como el de un racimo de uvas. Si el color es rosa rojizo, son probablemente hemorroides internas prolapsadas. Si tienen un color púrpura oscuro, probablemente son trombosadas o tienen coágulos. Si son más bien de un color marrón, son probablemente hemorroides externas.

Debes recordar no dañar el área rectal, a pesar de que pique intensamente. La comezón usualmente es causada por el líquido irritante que se filtra hacia fuera, y rascarse puede hacer que sea peor o causar infección. La comezón es generalmente peor en las hemorroides internas, aunque también es bastante molesta en las externas si se encuentran cerca de la abertura anal.

El sangrado al defecar es común y casi inevitable en ciertos casos de hemorroides, pero no debería ser un motivo de preocupación a menos que el sangrado al defecar sea excesivo o crónico.

Sin embargo, si nunca has tenido hemorroides antes, o si los síntomas del desarrollo de hemorroides son graves, debes visitar a tu médico para que pueda examinarte.

Causas de las hemorroides o almorranas

Si bien existen múltiples causales por las que pueden aparecer las almorranas en el organismo, lo cierto es que es más común que la inflamación de los tejidos de la zona cavernosa anal se produzca más frecuentemente cuando este sitio está sometido a mucha presión, suceso que ocurre cuando se hace demasiada fuerza al defecar o en algunos casos especiales como los que mencionamos a continuación:

  • Embarazo
  • Obesidad o sobrepeso
  • Cuando pasamos la mayor parte del tiempo sentado, esto estimula la aparición de hemorroides.
  • Predisposición genética a la inflamación y debilidad de los tejidos.

Diagnóstico de las hemorroides o almorranas

El diagnostico de las almorranas se lleva a cabo a través de un examen tanto del ano como del recto. Para que se pueda descartar correctamente la posibilidad de que se trate de un cáncer en la zona, lo mejor es que se hagan exámenes con radiografías y enemas, pudiendo complementarse también con una sigmoidoscopia.

Tratar las hemorroides puede ser algo realmente sencillo, la realización de un buen diagnóstico es fundamental para que el medico pueda descartar la existencia de algún tipo de tumor maligno o enfermedad más grave que pueda llegar a tener síntomas similares.

Tipos de tratamientos para las hemorroides o almorranas

tipos de almorranasEn los casos de las almorranas leves no se requiere ningún tratamiento quirúrgico para removerlas, por lo que debemos tener en cuenta lo que te mencionaremos a continuación para aliviar sus molestias y tratar de que se reduzca la inflamación:

  • Una buena higiene tanto de la zona del ano como de los alrededores es fundamental para que las almorranas puedan curarse bien, evitando siempre rascar o frotar muy brusco ya que se podrían lastimar e infectarse.
  • Una de las causas que causan hemorroides es el estreñimiento, motivo por el cual es necesario prevenirlo con una dieta rica en fibras de todo tipo y bebiendo la cantidad recomendada de agua por día.
  • Otra forma de evitar los dolores y molestias de las hemorroides es tratando de separar todo tipo de alimento muy picante de nuestra dieta, e incluso limitar el consumo de alcohol y de las grasas.
  • Al momento de defecar, se recomienda no hacer mucho esfuerzo ya que podría ayudar a que salgan nuevamente las almorranas hacia afuera.
  • De dos a tres veces por día es bueno hacer baños de asiento que duren alrededor de 15 minutos utilizando agua tibia.

Cuando el cambio de hábitos y la correcta higiene no pudieran ayudar a mejorar la situación, se debe acudir al tratamiento quirúrgico. Este tipo de solución suelen utilizarse sobre todo en las almorranas de cuarto y tercer grado, y por lo general se utiliza anestesia local o general para realizar el procedimiento dependiendo del médico que lo haga y de la gravedad de la situación en general.

Consejos y prevención de las hemorroides o almorranas

Cuando hablamos de un tratamiento correcto de las almorranas existen algunas cuestiones básicas que no pueden dejarse de lado. Llevar adelante una buena higiene anal de manera diaria es imprescindible para lograr solucionar el problema, siendo recomendable utilizar compresas de manzanilla o baños de asiento para reducir el dolor y la inflamación.

Es muy importante que evitemos el uso de jabones o toallas perfumadas en la zona del ano para evitar que se irrite la piel de la zona. En la mayoría de los casos, las hemorroides suelen presentarse con leves molestias las que pueden eliminarse prácticamente por completo con pomadas o supositorios.

Para prevenir la aparición de las hemorroides, los expertos recomiendan llevar adelante una buena alimentación rica en fibras y todo tipo de vitaminas. Lamentablemente, existen algunos tipos de almorranas que no pueden ser prevenidas ya que están relacionadas con cuestiones genéticas o congénitas que no pueden preverse.

Como siempre digo, identificar a tiempo si tienes o no hemorroides, es de vital importancia para poder minimizar las molestias o daños que te puedan causar. Por suerte, existe una solución natural para eliminar tus hemorroides HOY que está testeada y comprobada (ver testimonios reales), y, por desgracia, aún no es conocida por mucha gente. Ya que tu estás aquí en este momento, tienes la gran suerte de poder descubrirla como hice yo, te dejo el enlace a mi opinión honesta sobre el libro "Cura Tus Hemorroides Naturalmente", del doctor Francisco León:





Deja tu comentario!